Reglas

Las condiciones de acceso y uso a Voxed.net se rige por las leyes de la República Argentina.
Los Usuarios se comprometen a hacer un uso legal y responsable de la plataforma y aceptar sus términos y condiciones.
No se permiten conductas que vayan contra las leyes, los derechos e intereses de terceros. Voxed.net se reserva el derecho de hacer llegar a la justicia y/u organismo de seguridad todo aquel material de origen dudoso y/o sensible que considere contrario a derecho. Si no está de acuerdo podrá dejar de utilizar los servicios del sitio.

Al aceptar este mensaje te estas comprometiendo a respetar las normas del sitio y sus Terminos y Condiciones

Avanzado

¿Que te interesa ver?

Selecciona que categorias queres ver en la pagina principal.

Anime
Arte
Autos y Motos
Cine y TV
Ciencia
Consejos
Deportes
Descargas
Economia
Gastronomia
Juegos
Historias
Humor
Humanidades
Imagenes
Lugares
Literatura
Musica
Noticias
General
Paranormal
Politica
Preguntas
Salud
Tecnología
Youtubers
Gore
GTB
Sexy
PixelART
Random
Porno

0

El Provinciano

Era una tarde cualquiera Recoleta, el porteño se había levantado temprano para ir a su primera entrevista de trabajo, se concursaban 6 puestos entre más de 100 aspirantes, se había puesto su camisa de la suerte, eran las 19hs horas cuando iba a Las Heras a tomar su tren, extrañamente, para su suerte, solo habían 2 pasajeros en todo el tren, el maquinista, el, y un sujeto que estaba lejos para divisar quien era, le pareció extraño, muy extraño, el porteño dijo "Sin dudas, es mi día de la suerte", el 2830 tenia algo extraño esa tarde, estaba sucio, más sucio de lo normal, parecía que había envejecido unos 100 años, no lo recordaba así, pensó el porteño "No hay problema, debe ser que despidieron a todos los empelados de limpieza, que se le va a hacer ?", por supuesto, eso tenia que ser, no había otra explicación lógica, no la había, también le pareció extraño que se pronto se hizo la noche, las luces del tren funcionaban mal, se cortaban y volvían, sin dudas pensó el porteño "El recorte de presupuesto... bueno, que se le va a hacer...", estaba preocupado, pero más preocupado estaba por su entrevista, esa entrevista que podría cambian su vida para bien, recordó también, la empanada dentro de un vaso de vidrio que había comido antes de venir, penso para si mismo "Sin dudas, las mejores empanadas" re pronto, se dio cuenta de algo, el tren iba rápido, muy rápido, apenas podía distinguir el exterior desde la ventana, en realidad, no podía distinguir nada, el tren nunca había ido tan rápido, también noto otro detalle, el pasajero que estaba lejos, ya no estaba tan lejos, es más, ahora estaba lo suficientemente cerca para poder observarlo, lo que observo, era a un sujeto alto, alto y grande, tenia un poncho, una especie de manto mágico, pensó el, que lo cubría todo y en cabeza una boina, unas botas llenas de barro, no podía distinguir nada más, de pronto, el tren ingreso pro un túnel, totalmente oscuro, las luces del tren cada vez iluminaban menos, en el túnel parecía no haber luz, "Nuevamente, cortes de luz, que raro de mi querida Buenos Aires" le parecía que el túnel no tenia fin, solo había oscuridad, negra y pura oscuridad, se volvió para ver que hacia su compañero de viaje, y para su sorpresa, no estaba más allí, se habría ido al baño ? donde estaba ? con el tren a esta velocidad y con esta oscuridad ? tendría una linterna o un iphone con luz ?, fue entonces, cuando sintió que alguien le tocaba el hombro, les lado opuesto a donde estuvo su compañero hace un instante, "Las empanadas... no se comen dentro de... vasos" giro su cabeza lentamente, era su compañero de viajes, cuando y como ? fue durante uno de los momento de oscuridad, cuando se cortaban las luces ? pero tampoco había oído pisadas ni ningún ruido fuera del chirrido del tren, ahora que lo pensaba, hacia al menos 15 minutos que habían entrado a aquel túnel, pero seguían en el, y el tren, sin dudas, iba cada vez más rápido, "Oye, quita tus manos de mi hombro, ensuciaras mi camisa, tengo una entrevista muy importante por si no sabias!" dijo el porteño, con desdén, el sujeto, que viéndolo bien de cerca, bien podría medio 2.5m de altura, tenia barba y bigotes enmarañados, pelo rolo y castaño y ojos celeste, de un celeste profundo, espera, como sabia que había comido empanadas dentro de un vaso ?, "Disculpe... señor, no pretendía infortunarlo, es solo que... usted sabe... somos solos usted y yo", "Pues se equivoca, no olvide que también esta el maquinista" le respondió el porteño con aires de sabio, el extraño sujeto hizo una mueca, como que confusión "Señor... perdone mi osadía, pero realmente somos usted y yo... nadie más en este tren", el porteño penso, sin dudas debe ser un provinciano ignorante coge vacas que no tiene idea de nada, al tren lo maneja un maquinista, eso es algo obvio, pero no vale la pena discutir con un provinciano, no saben nada de nada, simios son, el sujeto se quedo quieto, y saco una soga desde dentro de su poncho, era un poncho muy grande, miro al porteño a los ojos y dijo "Yo, señor, seré ignorante, pero no miento y tampoco soy maleducado "
De pronto el tren golpeo algo, la puerta que daba a la sala del maquinista se abrió, y para sorpresa, no había nadie, hace cuanto que habían entrado al túnel, una hora ? 2 o 4 ? no sabia, de pronto, sintió que el tren golpeaba con otra cosa, el chirrido se hacia más fuerte, empezo a sentir calor, mucha calor, como podría aquel hombre, con este calor abrazador, seguir con aquel poncho ? "Oh, no se preocupe, estoy acostumbrado, este recorrido siempre lo hago con mi uniforme" uniforme ? penso el porteño, de que habla ? además, por que esta tan tranquilo ? que siempre hace este recorrido ? por que hace tanto, tanto calor ? esto arruinara mi camisa... otro golpe, más calor, una empanada en vaso... algo no encajaba, algo no se sentía... natural... de pronto, siento algo raro, este sujeto me había hecho atado con la soga las piernas, pero como ? y como sabe siempre lo que pienso ? hace mucho calor, soy yo o se siente un olor a quemado... olor golpe y otro... y de la nada, el tren se detuvo "Escúcheme ustedes, simio asqueroso, desateme inmediatamente o llamare a la policía ! me escucho Provinciano ?! desateme ya !", el provinciano se paro delante del porteño, no media 2.5 metros, media al menos 3m de alto, con una voz sobre natural, dijo "Esta es una medida para acelerar los tramites, por si se ñiega a salir del tren, muchos siempre lo hacen y no pienso esperar a que cambie de parecer" el porteño furioso y bañado en sudor grito "A la mierda, a la mierda si piensa que me quedare en este horno de mala meurte, ya mismo me salgo, a la mierda ustedes y este tren, desateme que ya no aguanto más, váyase al infierno !", el provinciano sonrrio, desato al porteño y le dijo, con tranquilidad "Oh, no se preocupe usted, a diario tengo que ir al infierno, es más, ya llegamos, baje por favor", el porteño lo ignoro y bajo del tren, cuando bajo se dio cuento rápidamente de todo, recordó algo que había olvidado, esta mañana, cuando comía la empanada del vaso, se había ahogado, había luchado para sacarse el gran pedazo de empanada que no lo dejaba respirar, abría llegado a llenar el vaso de la empanada con agua pero ya era tarde, era muy tarde, nunca había salido de su departamento, ahora todo tenia sentido, miro al provinciano por ultima vez antes de bajar y supo inmediatamente lo que seguía.

Funciones de la caja de comentarios

Si bien en la caja de comentario se escribe con texto plano, hay algunas opciones que se pueden utilizar para diferentes funciones: